Esos molestos cadáveres que manchan las costas europeas

Ese precioso mar que es el Mediterráneo, cuna de civilizaciones, se ha convertido en la siniestra tumba de los desesperados, de quienes huyen de la muerte para caer en el rechazo y la incomprensión. No hay día que no nos golpee una nueva tragedia. ¿Hasta cuándo?

la recacha

Carlos Latuff - Naufragio de Lampedusa La viñeta que dibujó Carlos Latuff en 2013 continúa de plena vigencia.

Hay partes del mundo, muy cercanas al nuestro, mucho más de lo que queremos admitir, donde viven una realidad desesperada y desesperante. Una realidad incómoda para la Europa “civilizada” porque a nuestras costas llega el resultado de esa realidad que nos gustaría ignorar. De hecho, los dirigentes políticos de los “civilizados” países de la “civilizada” y democrática (eso sobre todo, democrática, repetido muchas veces si es posible) Europa, se reúnen en sesudos encuentros para decidir cómo combatir, sí, combatir, la “amenaza” de la desesperación que mancha nuestras costas de indeseados y molestos cadáveres.

Un goteo continuado que “ojalá se perdiera en la inmensidad del mar”. Porque eso es lo que en verdad piensan nuestros democráticos, liberales y humanos dirigentes, en librarse de los molestos muertos, no en rescatarlos vivos ni en hacer lo posible por cambiar la…

Ver la entrada original 865 palabras más

Anuncios

4 comentarios en “Esos molestos cadáveres que manchan las costas europeas

  1. Crissanta dijo:

    Benjamín. Me permito destacar aquí el link aquí de otro artículo que escribiste: http://benjaminrecacha.com/2014/04/28/si-amigos-los-negros-africanos-son-personas/ que también me parece muy valioso. Me recuerda tanto a los problemas en nuestras fronteras en México. En el norte, nos quejamos de los abusos de Estados Unidos, mientras que en el sur los cometemos contra nuestros hermanos de Centro y Sudamérica, Me quedo con esta frase tuya para reflexionar: “…personas que ni siquiera son sospechosas de delito alguno… a no ser que soñar con una vida mejor sea considerado delito”. ¡Un fuerte abrazo!

    Me gusta

    • Benjamín Recacha García dijo:

      Sí, ambos artículos están muy relacionados; denuncian la misma hipocresía con la que actúan los autodenominados “gobiernos democráticos”. Resulta descorazonador comprobar como en un mundo cada vez más interconectado, donde las fronteras deberían tender a difuminarse, sucede exactamente lo contrario: los Estados de acorazan para “protegerse” de quienes sólo buscan esperanza. Un abrazo.

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s