¿Y a quién le importas?

GOYA Duelo a garrotazos

«Duelo a Garrotazos», por Francisco de Goya.

La incidencia es suceso, cuando vamos de paso
circunstancia que surge como a primera vista,
cuando vas en tu coche manejando a placer
y de repente, frenas, con luz intermitente
porque el conjunto avisa que te debes parar.
Sin saber lo que pasa, varios metros después
surge lo inoportuno que obstaculiza el ritmo
hoy, es un once de julio, más o menos, la una
cuando el sol se desploma con su inmenso poder
voy metida en el coche, con el aire encendido
me paro, y ya no sabes, hasta cuando y por qué.
Pasan las ambulancias, los guardias, los bomberos
y te quedas mirando, como si presintieras
que hay muertos a tus pies…
Y estamos esperando
salir de aquel escollo, laberinto sin calles
tropiezos sin traspiés. Ya dos horas pasaron
y hasta dieron las tres, más de veinte kilómetros
en fila y sin retorno, fue en plena carretera
comiéndonos el sol cual si su boca fuera
un duelo a garrotazos en siniestro abandono
o un desierto nacido, de repente, en camino:
ancianos, niños, seres, sin sombrilla y sin agua
y pasaron cuatro horas a punto de mareo
imaginando muertos, ¿accidente de tráfico?
la gente en las cunetas, la autovía cerrada
el sol quemando esperas, y sin poder movernos
sin auxilio: ¡Socorro!  los niños piden agua
¿Dónde están: la Cruz Roja, la Protección Civil,
ni un simple Policía, Fomento, o los Señores
que cuidan la Autovía? Todos están ausentes
nadie, nadie en la ayuda, y el tiempo sin salida
en raya recta, trullo, sudor a fuego lento
cinco horas y años, y años, pagando los impuestos
para saber que a nadie… realmente le importas.

©Julie Sopetrán

Anuncios

9 comentarios en “¿Y a quién le importas?

  1. Borgeano dijo:

    Me hizo recordar aquel relato de Cortázar que ocurre, también, en una autopista. Vivimos en un entorno de indiferencia que el poema transmite muy bien ¿Qué sucede, dónde, qué gravedad es la que tiene el hecho? Nada sabemos y a nadie le importa.

    Un abrazo.

    Le gusta a 1 persona

  2. Julie Sopetrán dijo:

    Así es, amigo, la indiferencia, esa falta de auxilio, sobre todo para los niños y los ancianos, un atasco de más de quince kilómetros Nacional II Madrid-Barcelona, a pleno mediodía, casi cinco horas sin moverte y nada ni nadie ni siquiera dándote información de lo que pasaba… Este es el mundo al que llamamos: civilizado.Y esto es sólo un pequeño detalle. Gracias por tus palabras Roberto. Mi abrazo fuerte.

    Me gusta

  3. Crissanta dijo:

    Me hizo pensar en el terrible accidente que hubo acá en la carretera a Cuernavaca hace unos días y que me ha tenido indignada (debería escribir sobre ello aquí). En él, además de la espera y la angustia de los demás automovilistas, se sumó la muerte de dos personas por la lentitud de los servicios de ayuda. Algo de verdad terrible. http://www.animalpolitico.com/2017/07/victimas-socavon-cuernavaca-asfixia/ Te mando un muy fuerte abrazo, Julie.

    Le gusta a 1 persona

    • Julie Sopetrán dijo:

      Si, es terrible, que no avancemos en estos detalles tan importantes para el ser humano, como es un atasco de tales dimensiones y que por falta de ayuda mueran personas… No hay dinero para mejorar la asistencia en las carreteras, pero sí hay dinero para la corrupción. Gracias Crissanta. Te mando mi abrazo fuerte.

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s