La noche fue larga  – Emociones encadenadas

La noche fue larga.
Vi a Lorca,
hace 81 años,
con unos focos sobre él.
Antes de su “Yo confieso”
la luna se fue.
No quiso verlos.
No verá el amanecer.
La noche fue larga.
La luna se fue.

Picasso y Dalí gritan:
¡No tenemos miedo!

Elefantes rojos,
rosas levitando.
Mis paredes
y la vida de azul.

La noche fue larga.
La luna se fue.
Sueño que no florezca el terror
donde otros siembran miedos.
¡No tenemos miedo!— gritan.

Que no se aplauda el dolor
donde quien pena
batallas libró
por ríos rojos en el asfalto.
¡No tenemos miedo! —gritan.

Que tiemble la tierra
por las letales pisadas
de quien se abandera de paz,
de cordura, de esperanza,
de vida, de unidad,
de lucha contra la injusticia
armada;
quien no se cansará de gritar:

¡No tenemos miedo!

¡Basta ya!
Gema Albornoz

15 comentarios en “La noche fue larga  – Emociones encadenadas

  1. Crissanta dijo:

    Amiga, un abrazo solidario por esa lucha por la paz y cordura y porque, como bellamente expresas, que “no florezca el terror”. Un abrazo solidario por todos los que sufren las consecuencias de actos de terrorismo como el de ayer. Qué dolorosos esos “ríos rojos en el asfalto”. Doloroso tu poema. Un abrazo a Barcelona y a todo el país desde una amiga mexicana que les tiene gran cariño.

    Le gusta a 1 persona

  2. gallegorey dijo:

    El miedo es fundamental para la pervivencia. Sin miedo se incurre en el error de negar la propia vida. Claro que hay que tener miedo. Lo que no se puede es dejar que éste nos paralice. A los asesinos no se les frenará con poesías ni palmaditas en la espalda. La espada de Gabriel tendrá que volver a ser desenvainada.

    Me gusta

    • Gema Albornoz dijo:

      Cada uno entiende el poema y sus palabras como quiere y le llega, este poema no es una palmadita ni nada para frenar. Es mi forma de expresar lo sucedido, siento que no lo hayas entendido de esa forma, pero te recuerdo el arte, la poesía, son formas de expresión del artista en tono de queja, dolor, tristeza, alegría, etc…

      Claro que sí miedo debe haber, pero también el decir:«No tengo miedo». ¿Has tenido miedo alguna vez? Cuando lo tengas, decírselo no es lo más aconsejable, sino plantarte frente y decir lo contrario, justo para eso: enfrentarlo y afrontarlo.

      Con una “discusión”
      aquí, no se arreglará nada y me temo que por mucho que expliquemos cada uno mantendrá su postura.

      Un saludo.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .