Vidas que fueron

En el entresuelo de una pared de mármol gris
—lujo delator de una entidad bancaria—
hay excavados dos nichos contiguos
como si fueran féretros ilustres
de una fachada de claustro
o capilla de catedral.

Cada nicho
alberga vidas
que también fueron ilustres
y que hoy son humildes sombras,
invisibles sombras
ante los ojos de quienes fingen
no saber de pobrezas ni de fracasos.
Un edredón doblado, mullido colchón.
Una desvencijada mochila,
almohada y tenencias que proteger.
Una manta de cuadros desvaídos,
abrigo de noches eternas
y esbozo esquivo de insolencias.

Son vecinos.
Comparten pared
equipo de fútbol
horizonte sin futuro
tetrabriks
desamparo
incomprensión.

Son amigos.
Se dan las buenas noches.
Se desean un buen día.
Ayer tuvieron casa, mujer y trabajo.
Hoy, nada. Ni sueños.
Se extinguen.
Solos.
En sus nichos.

Isabel F. Bernaldo de Quirós (Poema de mi libro “Las farolas caminan la calle, Ediciones Vitruvio, 2017).

El artículo titulado “Aporofobia, en síntesis” que hoy publicó en su blog Borgeano ha sido el detonante que me ha llevado a publicar “Vidas que fueron”, poema que en su día escribí desde el sentimiento de comprensión y solidaridad hacia todas aquellas personas que por diversos motivos han hecho de la calle su “hogar”.

Os dejo el enlace que os llevará directamente al magnífico artículo antes mencionado: https://borgeano.wordpress.com/2017/12/11/aporofobia-en-sintesis/

También podéis acceder a mi blog “Apalabrando los días”:

https://apalabrandolosdias.wordpress.com/2017/12/11/vidas-que-fueron/

Anuncios

6 comentarios en “Vidas que fueron

  1. Crissanta dijo:

    Conmovedor y desgarrador tu poema. Siempre que veo a estas personas durmiendo así, en la calle, me pregunto cuál es su historia. Será que si alguien las hubiera ayudado, su situación sería diferente… Me pone triste pensar que otra persona tenga que vivir así. Leí las entradas recientes de Borgeano y me parece que tiene muchísima razón. Gracias por recomendar su entrada aquí. Me parece que debemos denunciar problemas como estos y sobre todo hacer ver que la discriminación contra estas personas no debería tener lugar en absoluto. Un abrazo, Isabel.

    Le gusta a 1 persona

  2. Borgeano dijo:

    Un magnífico trabajo que toma una idea expuesta de manera por demás simple para llevarla a otro nivel muy, muy superior.
    Has hecho bien en traer tu poema aquí, Isabel; es un tema y un texto que deben ser expuestos en la mayor cantidad de foros posibles.

    Un fuerte abrazo.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s