Rompiendo el foco

1-IMG_3746

Desde que el mundo está loco
me alejo del foco

Todos tenemos noticias
y aquellos que no las tienen
las inventan, van y vienen
mercadeando primicias.
Manipular es delicia
y si lo observas un poco…
te alejas del foco

A veces nos despertamos
con el miedo en las orejas
bombas, robos, te acomplejas
con todo lo que escuchamos
y así un día y otro estamos…
No creo, ni en lo que toco
Me alejo del foco

Un mundo recreativo
dicen lo que quieren, cuentan
y balan lo que se inventan
en blá blá superlativo
y tan sólo te describo
de lo que sucede, un poco.
Me alejo del foco

Las contradicciones mandan
las falsedades se hacinan
y aquello que se avecina
en secreto se lo guardan…
Cuando parece que cantan
se les entiende tan poco
que rompen el foco.

©Julie Sopetrán

Villancico 2019

Sequía (Villancico)

wovoka-proposed-wilderness-playa-wovoka_playagrass150_bbeffort

Necesito un quitasol
que libre al Niño del sol.

El clima se ha vuelto loco
y ya no nieva en invierno;
el calor ya no es alterno
y nos provoca sofoco.
Porque es Navidad invoco
aminorar el resol
que al Niño lo quema el sol.

En Alaska ya no hay hielo
el Ártico se deshiela;
lo que allí no se congela
es auténtico desuelo.
Necesito un caramelo
con un viso tornasol
que libre al Niño del sol.

Ya no nieva en los apriscos
ni hace frío en los portales;
las risas son digitales
los aguinaldos, ariscos.
Y así nos queman los fiscos
con su fogoso farol
y el Niño… sin quitasol.

El clima no colabora
con el Portal de Belén;
¿Pero a quién le importa el Bien
o lo que suceda ahora?
El Niño de pena llora
¡Y no tiene quitasol
para librarse del sol!

©Julie Sopetrán

 Queridos amigos lectores, seguidores de este blog, a todos les deseo FELIZ AÑO NUEVO 2019, desde este cambio climático que tanto nos afecta.  Les quiero a todos. Un fuerte abrazo.

Buscando posada (Villancico)

47473927_2204902429520136_956749822549819392_n

Y van pidiendo posada
y la puerta está cerrada.

Jesús, María y José
ya van en la caravana,
se fueron muy de mañana
cruzando el amanecer.
Y no tienen qué comer
en tan fría madrugada
que la puerta está cerrada.

La valla es una pared
hecha de alambre, con hierros;
y están ladrando los perros
y el Niño muere de sed.
¿Alguien le puede acoger
tras esta puerta cerrada
o en el mundo no hay posadas?

Y se acumula la gente
Y no se puede pasar.
De nada sirve gritar
mirando al muro de frente.
Y aunque seas diferente…
si al otro lado hay posada
¿Por qué la puerta cerrada?

Esperamos y esperamos
que nos den paso y comida;
que nuestro Niño es la vida
y porque todo lo damos
la libertad que buscamos
no es el fin de una encerrada:
sólo buscamos posada.

Practicamos buenas obras
nos une el bien para todos;
si eres rico, pues ni modo…
reparte lo que me robas
o dame lo que te sobra
tras de esa puerta cerrada
donde buscamos posada.

Y no queremos la guerra
somos migrantes humanos;
tan sólo tenemos manos
para trabajar la tierra,
la necesidad destierra…
Vamos pidiendo posada
y la puerta está cerrada.

Llegamos a la frontera
y nos recibe esta valla
donde el alma se desmaya
y no la salta cualquiera.
Si en Tijuana se durmiera
el Niño… José saltara
hasta encontrarnos posada.

©Julie Sopetrán
2018

Jesús, vuelve (Villancico)

nino_24854

Porque hoy has vuelto a nacer
vengo a cantarte otra vez.

Nace en el mar, en pateras
o en campos de refugiados,
en la montaña, en los prados,
en el centro, en las afueras,
al borde de las fronteras
y nace y vuelve a nacer
pa que le cante otra vez.

Nace en la paz y en la guerra
entre el más rico y más pobre;
recoge lo que nos sobre
del producto de la tierra,
al Amor, al Bien se aferra
y porque vuelve a nacer
quiero cantarle otra vez.

Y nace en grandes palacios
y en las humildes chabolas;
y a veces, entre las olas
y allí donde no hay espacios
y llora entre los presagios
y porque lo quiero ver
vengo a cantarle otra vez.

Niños que nacen y mueren
otros se quedan perdidos
sin papeles ni apellidos
niños que a todos nos duelen,
nada piden, nada tienen.
Jesús ha vuelto a nacer
y yo le canto otra vez.

©Julie Sopetrán