Realidad virtual

1190749

En la materia
realidad virtual
desasosiego

Tecnología
sin alma, sin amor
vacío interno

Un mundo a solas
La máquina es el fin
de lo creado

Entre zarzales
se muere el caracol
envenenado

Un manicomio
la abeja enloquecida
por los sembrados

Contracorriente
dos zombis se pelean
un viejo llora.

©Julie Sopetrán

Por qué

Es un día bonito

cálido

(de manga corta y refresco).

Las flores

se atreven a salir y

algún pájaro canta

alegre.

He visto volar mariposas

en el cielo; las moscas

juegan

en el haz de luz.

Hay pelotas rojas en el parque, hay

un leve olor a jazmín.

El problema

es

que es invierno

-lo llaman efecto invernadero-

y será

lo que tendremos que explicar

a nuestros hijos

cuando nos pregunten

por qué

no hicimos nada.

Miseria

En toda ella se intuye
la oscuridad que modula su drama.

Es el hambre que corroe su vida
es la impotencia de la desesperanza
es la miseria que genera desdicha y muerte.
Es la imposibilidad de sustentar
a quienes un día alimentó su vientre.

La mirada solícita de sus hijos es hielo
que quema
desgarra
intimida
y estremece.

Recostada sobre una mesa desnuda
esconde su rostro
y sus ojos de vidrio seco

Isabel F. Bernaldo de Quirós
(Poema incluido en el libro Luz velada, Ediciones Vitruvio, Colección Baños del Carmen. 2015)

De este poema podéis también escuchar un audio en: https://apalabrandolosdias.wordpress.com/2017/01/27/miseria/

frank-holl-despair

«Despair», por Frank Holl (1881).

Apagado o fuera de cobertura

Repasa nerviosa sus apuntes en el andén. Miles de personas a su alrededor esperan el tren que los conducirá a sus obligaciones; miradas con un soleado horizonte repleto de ilusiones. Llega el cercanías. Una explosión en él. Otras más la siguen segando incontables vidas, incluida la suya. El horror se extiende en las calles, mientras tanto, el corazón de una infinidad de amigos y familiares se tiñe del negro más oscuro. Lágrimas que se derraman sobre el pavimento. Llamadas desesperadas se suceden: “el móvil al que llama está apagado o fuera de cobertura“. Unos cogen el teléfono. Otros, como ella, ya no podrán cogerlo nunca.

El mundo se retuerce de dolor.
No queda nada; sólo el abismo
de una insondable pena.

Javier Bajo
https://mediadebravas.wordpress.com/2017/01/16/apagado-o-fuera-de-cobertura/

31457832732_72ba9b9172

Photo Credit: a.m.a. (alb_yester) Flickr via Compfight cc

Refugiados

Una orgía de remos
riza el mar.

Una orilla es pasado.

Chalupas y más allá
—el sol oculta
pretensiones de tiempo—,
otra
espera.

Hay futuros
con rostros de muerte.

destacada-mano

Hay cosas que piensas
y no las dices a nadie
porque no tienes a nadie,
o al menos eso piensas.

Pasan como flechas oscuras
que lastiman, que asustan,
que confunden,
que avergüenzan.

Pensamientos turbios
o afilados como cuchillos,
desoladores o confusos,
violentos como estallido.

Sueñas golpear, atacar,
destruir al mundo.
Deseas herir, terminar,
destruir tu mundo.

Y luego irrumpe el mismo mundo
—la cotidianidad, el absurdo—
y tú finges y sigues
en ese aislamiento mudo.

A veces tratas de romper el muro:
sacas a flote
algún pensamiento oscuro.
Y recibes a cambio
el miedo en sus ojos,
la extrañeza en sus hombros,
la incomprensión a todo.

¿No has pensado que el problema no es tuyo,
sino de aquellos que no saben ver lo profundo?

Y entonces
el silencio
atrapado
se vuelca
en ira
y en caos.

¿De dónde viene esa violencia?
¿Quién la puso y desde cuándo?
¿Estás seguro de que no hay llanto
tras tu puño que se cierra,
tras el arma en tu mano?

Quizá nada de eso sea tuyo,
no es tu carga ni tu deuda.
Puede que si lo lloras
desaparezca.

¿Y con quién llorar?
¿Con quién hablar?
¿Quién será tu guía,
tu supervivencia,
tu mejor interlocutor,
tu fortaleza?

¿Quién escuchará sin escandalizarse,
sin juzgar?

¿Quién podrá amarte?
¿En quién confiarás?

Hay alguien que te sostendrá,
que te guiará con destreza,
que sabrá conseguir ayuda,
que será tu fuerza.

Hay alguien
que escucha
y tomará tu mano.

Hay alguien
que apacigua
y da orden al caos.

Si quieres conocerlo,
solo escribe
tu propio nombre
en este espacio:
________________

 

Inspirado en el episodio de violencia ocurrido en una escuela de Nuevo León, México, este miércoles 18 de enero: Tiroteo en escuela de Nuevo León deja un muerto.
Sin afán de pretender saber lo que sucede dentro de la cabeza de un chico que comete actos de violencia contra los demás y contra sí mismo, este poema busca abrir los ojos a los recursos propios que cada ser humano tiene para afrontar su lucha interna incluso cuando las personas a su alrededor lo ignoran o le dan la espalda.
aquí, La opinión de una experta de por qué suceden estos casos y quÉ se puede hacer para prevenirlos:
https://www.youtube.com/watch?v=H9j-DrBftlY

Imagen: Swords, por David Goehring (CC BY).

Guerra

En el camino dejó una casa a la que jamás podrá volver y un espejo roto en el que antaño brillaba la esperanza. El horror le persigue noche tras noche cuando duerme. Sus sueños, al igual que sus zapatos, están cubiertos de sucia nieve; los dedos congelados y en el corazón el grito ahogado de la guerra; se detiene el tiempo entre tiendas de campaña, mientras espera en vano que alguien derribe las vallas que los cercan. La incombustible risa de los niños y, sobre todo, el llanto es la única música que se escucha dentro de aquellas alambradas.

Cada noche, de madrugada,
anhela su hogar mientras
una amarga lágrima
recorre sus mejillas.
Ya no hay vuelta atrás.

Javier Bajo

https://mediadebravas.wordpress.com/2017/01/13/guerra/

4414391487_dba94423c2_b

Photo Credit: jackdoc101 Flickr via Compfight cc