Tiranos y víctimas

Tiranos,
fanáticos de toda índole.
Indeseable plaga devastadora
que lo ha sido y es.
Espejos sagrados para demasiados.
Deidades ungidas por la espada del terror.
Autócratas inquisitivos
que arrastran a sus pueblos
hacia oscuros callejones de miseria y crueldad.

Víctimas,
seres inocentes ahogados en la sima del espanto.
Rostros consumidos en la desesperanza.
Presas fáciles de carroñeros y depredadores.
Vidas degradadas que perviven en la sombra
y en silencios que hielan la sangre.

                 Isabel F. Bernaldo de Quirós

(De mi libro “Luz velada”, Ed. Vitruvio, Baños del Carmen).

Ambrogio Lorenzetti - Allegoria del Cattivo Governo 1338

Alegoría del mal gobierno de Ambrogio Lorenzetti (1338). El tirano, en el centro y con aspecto demoníaco, representa el poder absoluto. Le rodean la Avaricia, la Soberbia y la Vanagloria. A su derecha se encuentran la Crueldad, la Traición y el Fraude, y a su izquierda, el Furor, la Envidia y un “diablillo”. Bajo el trono, la Justicia (de blanco), maniatada, aparece abatida por impotencia.

Anuncios

Roger Waters y su mensaje contra Peña Nieto en México (#RenunciaYa)

Carla Paola Reyes

Imagen del concierto de Roger Waters en el Zócalo, tomada de la transmisión en streaming. Imagen del concierto de Roger Waters en el Zócalo, tomada de la transmisión en streaming.

El músico británico Roger Waters presentó en la Ciudad de México grandes temas de Pink Floyd y un fuerte mensaje político, dirigido principalmente contra del candidato republicano estadounidense Donald Trump y contra el presidente de México, Enrique Peña Nieto.

A manera de contexto, en la celebración de la independencia de México, el pasado 15 de septiembre, el Zócalo fue llenado por gente acarreada por el partido en el poder, el PRI, para tratar de salvar (si es que acaso eso es posible) la golpeada imagen del presidente.

Waters dio tres conciertos en la capital mexicana esta semana, dos en el recinto de conciertos Foro Sol y el tercero en el Zócalo. Esta vez, la plaza principal de la ciudad se llenó de asistentes totalmente voluntarios que gritaron repetidamente: “¡Fuera Peña!”, e hicieron conteos por los 43…

Ver la entrada original 196 palabras más

Mi pequeña protesta (#RenunciaEPN)

México. Día de la Independencia. Lejos.
Mi protesta es pequeña, pero no olvido.

Poco a poco lograremos despertar consciencias. Yo tendré paciencia.

México merece un mejor presidente.

Merecemos más. #RenunciaEPN.

Exiliados de Siria, emigrantes a Panamá e indignados franceses

la recacha

Papeles Panamá - Ferran

Podría escribir más de un artículo diario sólo con la actualidad. Entonces tendría que abrir otro blog para mis actividades literarias, y ya no volvería a dormir. Pero no. Hay tantas cosas que me abruman, que más que desahogarme escribiendo sobre ellas, hay días, cada vez más, que tiendo a retraerme. Ya existen muchos analistas, comunicadores, periodistas, expertos y especímenes varios que vierten su opinión en textos que en demasiadas ocasiones parecen querer pontificar. Y al fin y al cabo, lo que yo piense sobre asuntos de calado básicamente me interesa a mí, de modo que probablemente acabe perdiéndose en el océano de bits.

De todas formas, necesito escribir, no sólo ficción, sino también sobre la realidad que me rodea. Como diría el filósofo, yo soy yo y mis letras. Y estos días resulta que coinciden tres hechos relevantes que dicen mucho (me atrevería a afirmar que, en esencia, lo…

Ver la entrada original 1.339 palabras más

ALGO DE AZÚCAR

 

1-Calaveritas

La indiferencia me araña las paredes del estómago
y es de adobe mi casa
me duele hondo esta dejadez lacerante
la indiferencia me marca la piel
el compromiso se desvanece en la palabra dada
y no es cierto lo que me prometieron
antes, mucho antes de darles mi voto
porque nada se cumple
lo convenido es falso
y abundan las palabras huecas
los agujeros negros, las puertas cerradas
los pozos malolientes,
me hieren las balas que destruyen los cuerpos inocentes
y sangro en desamor, el espacio me ahoga
es una sequedad, un odio que se infiltra, una sospecha
en el síntoma de la frialdad
y de la promesa no cumplida…
Esas palabras huecas
su amargor,
la sordera, el descuido, la desgana,
la guerra o el incurable caos político
arraigado en mentiras
Lo absurdo ya es herida
la estupidez rezuma náusea en mi garganta
la impiedad me recela el sentido:
ya estoy muerta en la muerte
ya vivo en contra de mi voluntad,
ya me ahogo en un mar de desacuerdos
quiero irme al mercado
tal vez me alivie
esa calaverita de azúcar…

© Julie Sopetrán

Marcha de #AyotzinapaUnAño

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Me lleno la vista,
el oído,
cada sentido.

Hay gente, colores,
sonidos y niños.
Hay vida
ante la muerte,
el silencio,
los desaparecidos.

Día oscuro y plomizo,
pero aquí nadie duerme.
La llovizna no espanta;
nadie está frío.

Vi miles de manos
sosteniendo el mensaje:
«Los queremos de vuelta,
y los queremos vivos».

Hay trompetas, hay poetas,
hay banderas de luto.
Hay incienso, caracolas,
fotografías e insultos.

Hay lágrimas de sangre
sobre el rostro de una chica.
Y el símbolo de la patria
yace en su espalda, herido.

Y lo que más duele
son las voces que cantan
consignas y rimas,
afrentas, demandas.

Pero más lastiman
las que cuentan sus bajas:
1,2,3… 40, 43.

Hay un pueblo dolido
que exige respuestas.
Hay millones que claman:
«Ayotzinapa».

Aquí, la opinión de asistentes a la marcha:

Boca de la verdad

Imagen extraída de internet. Licencia: CC0 Public Domain

Imagen extraída de internet. Licencia: CC0 Public Domain

Informan de un nuevo caso
de mentiras.
Son unos pocos.

Hechos irreprensibles
dejan una nota al dorso.
Comienza el trámite
de investigaciones preliminares.

En calidad del sector defensor
solo puedo trocear los sucesos
y despedazar la opinión.
Calla tú que hablo yo.

Lo que dices lo capturo.
Si quiero y me interesa.
Lo que digo no lo asumes.
Tienes las orejas, y boca, llenas.

Criticar mi crítica
será fácil de criticar.
Una crítica con otra se va.

Gema Albornoz

Copyrighted.com Registered & Protected  Y6MI-UPZX-FNKA-FAUZ
Licencia Creative Commons
Esta obra de Gema Albornoz está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.