Vomitemos las palabras

YO TE CREO

Hace frío, impacable se adentra
en mis tripas.
Se revuelven, dando vueltas
a mi estómago.
Una boca articula palabras,
resuenan mientras
las niego.
“No hubo agresión sexual,
sino una relación consentida y placentera”.

No. No. No. Tres veces no.

El café enluta,
se hace más amargo.
Probablemente, ya han destrozado
la corona de Puta sobre su cabeza.
Probablemente, siga con una vida
fraccionada.
Probablemente, quienes escuchamos
cómo una víctima habla de una agresión
sexual, en un portal, la vivimos
repitiendo lo que ella ya vivió,
siempre que no vomitemos las palabras
perdidas en aquel portal. Y levantemos
el vómito más alto que su propia voz.

Anuncios

Jesús, vuelve (Villancico)

nino_24854

Porque hoy has vuelto a nacer
vengo a cantarte otra vez.

Nace en el mar, en pateras
o en campos de refugiados,
en la montaña, en los prados,
en el centro, en las afueras,
al borde de las fronteras
y nace y vuelve a nacer
pa que le cante otra vez.

Nace en la paz y en la guerra
entre el más rico y más pobre;
recoge lo que nos sobre
del producto de la tierra,
al Amor, al Bien se aferra
y porque vuelve a nacer
quiero cantarle otra vez.

Y nace en grandes palacios
y en las humildes chabolas;
y a veces, entre las olas
y allí donde no hay espacios
y llora entre los presagios
y porque lo quiero ver
vengo a cantarle otra vez.

Niños que nacen y mueren
otros se quedan perdidos
sin papeles ni apellidos
niños que a todos nos duelen,
nada piden, nada tienen.
Jesús ha vuelto a nacer
y yo le canto otra vez.

©Julie Sopetrán

 

Renuncia a la nominación de los Premios Blogosfera

Renuncia a la nominación de los Premios Blogosfera

Informé antes que Arte y denuncia había sido nominado a los Premios Blogosfera 2017 en la categoría de Mejor blog social/benéfico y Mejor blog colaborativo. Por acuerdo entre los organizadores y Arte y denuncia, renunciamos a esa nominación y no seremos parte de los premios. Así hizo también el resto del jurado.

La razón de ello es mi participación en los premios como jurado. Y aunque mi participación como jurado se dio en otras categorías distintas a aquellas en que participó Arte y denuncia, el solo hecho de participar como tal ha hecho que algunos blogueros manifiesten dudas acerca de la legitimidad de la selección, la cual yo sigo defendiendo. Pero al valorar más la ética y legitimidad de los premios y del proyecto que en este caso represento, Arte y denuncia, he decidido renunciar a la nominación a nombre del colectivo. Una disculpa y saludos a todos.

Arte y denuncia

Es un gusto anunciar que el blog Arte y denuncia ha sido nominado en los Premios Blogosfera 2017 en las categorías:

Mejor blog social/benéfico

y Mejor blog colaborativo

Pueden votar aquí hasta el 12 de diciembre:
premiosblogosfera.wordpress.com

Muchas gracias a todos los autores que publican constantemente en Arte y denuncia, compartiendo obras de calidad artística y literaria que denuncian problemas e injusticias en el ámbito social, político y del medio ambiente:

aidacobos
Andrea Nunes
bosque baobab
Benjamín Recacha García
Crissanta
Carlos Quijano
Alfonso Cebrián
Julia Santibáñez (alias Danioska)
Donovan Rocester
edwincolonpagan
E. J. Castroviejo
Julie Sopetrán
Gema Albornoz
gonzosincamila
Isabel F. Bernaldo de Quirós
julioalejandre
lenguadevenus
melbag123
Javi B.
poemundo
@theyoungQuevedo
Roca Roja
Ronneto
salvela
Silvina Patano
Veronica

Ver la entrada original

Arte y denuncia, nominado a Mejor blog social/benéfico

Es un gusto anunciar que el blog Arte y denuncia ha sido nominado en los Premios Blogosfera 2017 en las categorías:

Mejor blog social/benéfico

y Mejor blog colaborativo

Pueden votar aquí hasta el 12 de diciembre:
premiosblogosfera.wordpress.com

Muchas gracias a todos los autores que publican constantemente en Arte y denuncia, compartiendo obras de calidad artística y literaria que denuncian problemas e injusticias en el ámbito social, político y del medio ambiente:

aidacobos
Andrea Nunes
bosque baobab
Benjamín Recacha García
Crissanta
Carlos Quijano
Alfonso Cebrián
Julia Santibáñez (alias Danioska)
Donovan Rocester
edwincolonpagan
E. J. Castroviejo
Julie Sopetrán
Gema Albornoz
gonzosincamila
Isabel F. Bernaldo de Quirós
julioalejandre
lenguadevenus
melbag123
Javi B.
poemundo
@theyoungQuevedo
Roca Roja
Ronneto
salvela
Silvina Patano
Veronica

Mientras todo pasa y nada queda

Mientras la belleza lentamente se desvanece,
mientras cada hoja, cada planta y cada rama
lloran por una gota de agua.

Mientras cada una de las aves del cielo
guarda silencio para no espantar el recuerdo
de la lluvia que está por venir.

Mientras la sangre es el único arroyo que fluye
y la sombra la única luz que brilla.

Mientras nada tiene sentido, ni la razón ni la cordura.
Mientras las miradas no ven, los corazones no sienten
y las gargantas duermen.

Mientras las encinas mueren invisibles,
los arroyos secos gimen y el bosque pide clemencia.

Mientras los ojos humildes se secan
contemplando el océano de sus propias lágrimas,
a la vez que sus últimas lágrimas se deslizan
por su piel labrada.

Mientras la juventud duerme con corazones viejos
y decrépita cordura, las bocas ancianas hablan,
sin ser oídas, con más juventud en su melancolía
que pasión en nuestros jóvenes cuerpos.

Mientras todo pasa y nada queda,
nuestra tierra conserva empuje y fuerza
para florecer, brotar y dar sus frutos.
Por eso, os llamo flores, musas y poetas
y os invito a resistir frente a la sombra y a la muerte.
Yo os invito a la mayor de las locuras:
a la de enfrentarnos a la nada
en la que el mundo se va convirtiendo.

Mientras todo pasa y nada queda,
prometamos resistir,
incluso, cuando no haya motivos
para la esperanza.

Fotografía por Roca Roja.

El estado natural de las cosas

Bayús fue la más pequeña de ocho hermanos y conserva escasos recuerdos de los años vividos en casa de su padre, allá en la frontera norte de la pequeña república africana, y aún estos seguramente más infundidos que reales. De hecho, apenas tiene evocaciones de los primeros días de la revolución ni de su propio padre, que desapareció y seguramente murió, aunque nunca nadie encontrara el cuerpo.

eritrea-pixabay. CC0 Creative Commons

«Tiendas de campaña en Eritrea», tomada de Pixabay (CC0 Dominio Público).

Tampoco recuerda cómo cruzaron el río hacia la república vecina, su madre sola con los hijos, en medio de masas que huían, tal que ellos, de la barbarie de los operativos militares; ni cómo, en el término de unas pocas semanas, confinaron a los supervivientes en una llanura pelada, árida y sofocante custodiada por el ejército del país de acogida, que patrullaba los alrededores con la sana intención de evitarle todo contagio a la población colindante.

Así pues, se establecieron en un campamento de refugiados donde se alineaban tiendas y más tiendas de lona llenas de una humanidad doliente y desgarrada. Bayús vivía en estado semisalvaje, una más entre la horda de inevitables criaturas que lo abarrotaban, aunque andando el tiempo tuvo la oportunidad de adquirir algunos conocimientos elementales en el programa de educación que puso en marcha la cooperación internacional y cuyo objetivo era, nada menos, que el de escolarizar a la numerosa población infantil y alfabetizar a los adultos.

Las clases se impartían en escuelas esqueléticas y desnutridas, dotadas apenas con una pizarra apoyada en el tronco de un árbol y un círculo de piedras que se movía al ritmo de la sombra del propio árbol; había tal penuria de materiales que la tiza era más preciada que el café y las libretas debían borrarse una y otra vez para reutilizar sus páginas; y no era menor la precariedad del elemento humano, porque los maestros, o mejor dicho maestras, ya que mujeres eran la abrumadora mayoría, apenas habían estudiado algún curso de enseñanza elemental y sabían leer atragantándose, y escribir con torpeza, imagínense lo que sería para ellas el tener que transmitirlo.

En aquel entorno creció Bayús, para quien el campamento se convirtió en su idea de lo que la vida es, y quizá nunca haya podido borrar de su mente el pensamiento de que el hogar es una tienda de lona, una clínica un galerón de madera y lámina, que el hacinamiento es consustancial al ser humano, la guerra es el estado natural de las cosas y la muerte un accidente corriente en el cada día.

Independiente

Fantasy Butterfly Jar iPhone 6 Plus HD Wallpaper

 

Yo ya nací independiente
soy hija de la post-guerra;
si tenía qué comer
aún se lo debo a la tierra.
Crecí libre entre las ruinas
de un monasterio quemado;
entre piedras y cenizas
leí a Lorca y a Machado.
Pero fue Miguel Hernández
quien me dio a conocer Troya;
porque leí muy despacio
sus Nanas de la cebolla
Mi situación de lectura
me hizo depender del verso;
y mi estado libertino
molestaba al universo.
Así crecí en mi carácter
de dependencia total;
hice de “mi capa un sayo”
y me fui a la capital.
Soñadora, emancipada
trabajadora y consciente;
basé todo en el Amor
para ser independiente
y pensando en los demás
aprendí a ser… sonriente.
Recorrí algunos lugares
lejanos, y el mundo entero;
me pareció soberano
para saber lo que quiero.
Que yo soy de todas partes
a mí me gusta la gente;
y el tiempo corre que vuela
seas o no independiente.
Vete a vivir a una isla
si te gustan las fronteras;
que si no quieres a nadie
es mejor que te perdieras.
Y olvidado entre las aguas
que te cerque la corriente;
que siendo de todas partes
serás más… independiente.

©Julie Sopetrán